skip to main content

“Las Chocleadas”, una tradición de la Fundación Cargill en Argentina 

October 16, 2019

Lo que se conoce como “La Chocleada”, es un programa social y solidario que consiste en la recolección manual de maíz (choclo),  en una hectárea donada por un productor rural, que luego es trasladado a los bancos de alimentos para disponibilidad de sus beneficiarios.

Las chocleadas comenzaron en el 2005 en Argentina,  como una iniciativa de la Asociación Civil MovilizaRSE, que desde hace más de trece años, realiza programas que generan alimentos, movilizando e involucrando a las comunidades en una acción solidaria y ayuda económicamente a las organizaciones sociales que más lo necesitan en distintas localidades del país. Entre sus programas más conocidos están “La Chocleada”, “La Naranjada” y “La Papa Solidaria”.

La Fundación Cargill ha sido aliada de MovilizaRSE desde sus inicios, participando en 205 de las 320 chocleadas que se han realizado. En estas, han participado 53.923  voluntarios, generando  9,452,274   platos de comida. En lo que va del 2019, se han realizado chocleadas en 16 comunidades, en las que la Fundacion Cargill participó, colaborando en la recolección de  150.000 kilos de maíz, generando USD$ 2,800.

“Cargill es un aliado estratégico, que está presente en todo el país, nos acompaña desde nuestros inicios como ONG. Con que un empleado decida hacer una chocoleada en su comunidad o involucrarse de alguna manera, actuamos junto a la Fundación Cargill y los referentes locales para llevar el proyecto donde lo quieran realizar”, Nicolas Boero, Director Ejecutivo en Asociación Civil MovilizaRSE

 

Un grupo de voluntarios de la Fundación Cargill participando en la Chocleada.

Un grupo de voluntarios de la Fundación Cargill participando en la Chocleada.

Voluntarios durante la jornada de recolección.

Hemos participado en 205 chocleadas. 

Los jóvenes participan activamente en la recolecta. 



 

Como parte de la actividad, la Fundación Cargill, junto con otros comercios locales, hacen una compra simbólica de la cosecha, y con esos fondos los estudiantes participantes eligen una institución o proyecto local donde colaborar. A la fecha, más de 500 organizaciones sociales se han visto beneficiadas por los fondos recolectados para poder desarrollar proyectos de mejoras de infraestructura, emprendimientos productivos y sociales, entre otros.

Las chocleadas unen a los distintos actores locales en jornadas de colaboración y  fraternidad, en las que todos aportan algo- ya sea la hectárea de tierra, los insumos necesarios para hacer la colecta o tiempo. Quienes realizan la labor manual de la recolección, son estudiantes secundarios, quienes junto a sus docentes y voluntarios de distintas empresas y organizaciones, incluyendo voluntarios de la Fundación Cargill, son los encargados de realizar manualmente la cosecha. Es una entretenida jornada solidaria en la que todos se unen para  ayudar al prójimo y una gran oportunidad de experimentar de primera mano la vida del campo, a través de una actividad como la recolecta de maíz.

“La Chocleada” es una de las maneras en las que Cargill contribuye a nutrir al mundo de manera segura, responsable y sostenible.